Traducción técnica: algo más que traducir

La traducción técnica es aquella que se ocupa de textos especializados en un área de la ciencia muy concreta. En la vida diaria, encontramos ejemplos de traducción técnica en las guías de usuario de programas informáticos o en las instrucciones de uso de cualquier electrodoméstico. Sin embargo, un traductor técnico puede encontrarse en su trabajo con casi cualquier tipo de texto y temática, al abarcar la traducción técnica un campo muy amplio.

¿Traducción técnica o traducción científica?

La traducción técnica comparte muchas características con la traducción científica y, a priori, pueden resultar difíciles de diferenciar. No obstante, no son lo mismo. A grandes rasgos podríamos decir que la ciencia es el conjunto de conocimientos técnicos, mientras que la técnica es la aplicación práctica de esos conocimientos.

Así, los textos científicos se centran más en la divulgación del conocimiento y los avances científicos. Normalmente son redactados en el seno de la comunidad educativa o de equipos de investigación. Por su parte, los textos técnicos tienen como objetivo principal instruir al lector. Se trata de textos más concisos, precisos y objetivos que los textos científicos, con una finalidad muy concreta.

De esta forma, podríamos tomar un trabajo de investigación sobre las causas de envejecimiento poblacional como ejemplo de texto científico, y una descripción de los componentes de un motor como ejemplo de un texto técnico.

Características del lenguaje técnico

Las principales características del lenguaje técnico son:

  • Objetividad: el lenguaje empleado tiene una clara función informativa y/o instructiva. El autor de estos textos funciona meramente como transmisor de información, no interviene opinando o valorando la información.
  • Terminología: abunda el uso de términos especializados que resultan desconocidos para el público general, igual que ocurre en el lenguaje jurídico.
  • Precisión: cada uno de esos términos tiene un referente concreto; no hay cabida a la ambigüedad en los textos técnicos.
  • Concisión: en el lenguaje técnico, menos es más. En este tipo de textos no se encuentran recursos estilísticos ni ningún tipo de información que no sea la justa y necesaria.

Importancia de la traducción técnica

La difusión de textos técnicos hace día a día posible el progreso de la ciencia y la tecnología. Hoy por hoy, la lingua franca de la ciencia es el inglés, pero eso no quiere decir que todos los avances técnicos se desarrollen en países anglosajones. La ciencia y la tecnología basan su éxito en la difusión de la información y en la cooperación entre colectivos. Cualquier avance o aportación a la comunidad científica debe ser transmitida para que cobre sentido. De no ser así, es como si nunca se hubiera producido.

Para ello, es imprescindible la labor de los traductores técnicos. Una vez más, la profesionalidad de los traductores es indispensable. Un traductor técnico ha de conocer bien de antemano la temática sobre la que está trabajando. Asimismo, debe realizar un trabajo muy minucioso de documentación previa al proceso de traducción. A menudo, un traductor técnico invierte más tiempo en la documentación que en la labor de redacción. No nos olvidemos que la terminología y la precisión juegan un papel clave en la traducción técnica. Una vez iniciada la traducción, debe tener en cuenta muchos factores de riesgo añadidos, como es la traducción de siglas o cifras. En definitiva, no basta con tener conocimientos de la lengua meta. Una buena traducción técnica exige mucho más.

Imagen de Sergey Zolkin

Acerca de Antonio Leal Fernández

Graduate degree in Translation and Interpretation from Universidade de Vigo (2013). Translator and proofreader in the German and English to Spanish combinations.

También le puede gustar